miércoles, 11 de marzo de 2009

MANEJO DE LAS CRISIS TURÍSTICAS POR MOTIVOS DE SEGURIDAD

Las situaciones de inseguridad provocan que la estructura productiva turística entre en crisis, se debilite y pierda poder de atracción. Entre los agentes y responsables turísticos, tanto públicos como privados, existe una actitud y una tendencia a responder con herramientas positivistas, debido a las características del propio sector turístico.

Esta actitud puede valer para destinos normalizados, pero en otros sólo sirve de maquillaje para mantener el aspecto externo del destino turístico. Esta actitud esquiva un problema muy arraigado en el turismo, como es la seguridad. El manejo de una crisis turística significa, en primer lugar, admitir la existencia del problema, y después pasar a su tratamiento especial.

Este procedimiento se debe realizar de forma paralela a los procesos propios de un sector turístico "normalizado", primando aspectos como la profesionalidad, el tacto y la discreción. Se debe evitar cualquier elemento de zozobra y alarma social o sectorial.

1 comentario:

*Bea!* dijo...

No podría estar más de acuerdo.

En nuestro mundo siempre se intenta antes maquillar un problema, sea de la índole que sea, antes de hacerlo público y/o comenzar a ponerle remedio.

En el fondo casi todos los seres humanos (entre los que me excluyo)son como las avestruces, primero esconden la cabeza y luego ya se verá. No sé por qué tendemos a pensar que los problemas se arreglan solos...